jueves, 17 de junio de 2010

Contaminación


Denominamos contaminación, entre otros factores, a la transmisión de humos y gases, en su mayoría tóxicos al aire. Ahora que nuestra sociedad y nuestra sanidad están tan preocupadas por los perjuicios que ocasiona el humo del tabaco en el organismo humano se debería relacionar también el problema del grado de toxicidad del aire que respiramos en las ciudades, quizá esto no sea tan sencillo como convencer a los fumadores, pero si es igual de necesario.
Actualmente el problema es más crítico que en épocas pasadas pues el resultado del desarrollo y progreso tecnológico ha originado diversas formas de contaminación, que alteran el equilibrio físico y mental del ser humano.
Los escapes de gases de los motores de explosión,  los aparatos domésticos de calefacción,  las industrias que liberan a la atmósfera gases, vapores o partículas sólidas capaces de mantenerse en suspensión, con valores superiores a los normales siendo un gran daño para la salud.
El aumento de anhídrido carbónico en la atmósfera se debe a la combustión del carbón y del petróleo. El proceso industrial, la generación de electricidad y el automóvil, son las principales causas.
Esto produce un recalentamiento del aire y de los mares que genera un desequilibrio químico en la biosfera, produciéndose una alta cantidad de monóxido de carbono, sumamente tóxica para los seres vivos.
También hay otras sustancias tóxicas que contaminan la atmósfera como el plomo y el mercurio.
Es importante que los habitantes de las grandes ciudades tomen conciencia de que la pureza del aire es una necesidad fundamental para una buena salud.
Deberíamos exigir a nuestros gobiernos una legislación sobre las sustancias que pueden ir a la atmósfera y los grados de concentración que no debe superarse.


Mientras esto se hace posible, ya sabéis....menos coche, buscar formas de calefacción y energía alternativas ...y todo esto que ya sabemos pero no hacemos..


¡¡¡ Respiremos aire...no humo ¡¡¡¡

 

4 comentarios:

gaviota dijo...

COMO SIGAMOS ASI ACABAREMOS INTOXICADOS EN NUESTRO PROPIO HUMO BESITOS GAVIOTA

wílliam venegas dijo...

Buen texto.
Comprometido.
Aunque me costó un poco leerlo por estar con letras pequeñas y azules en un fondo negro.
Saludos.

Womy dijo...

Es verdad Gaviota, cada día es menos el aire puro para respirar..
Un abrazo

Womy dijo...

Corregiré eso william, para que se pueda leer fácilmente.
Gracias, un cordial saludo