jueves, 24 de junio de 2010

San Xoán noche de milagros y encantamientos

La noche más corta del año.

La tradición procede de las fiestas paganas, de culto a los dioses de la naturaleza,
que realizaban las culturas antiguas durante el solsticio de verano 
Se encendían hogueras que eran coronadas por los más arriesgados con largas pértigas.
Los druidas hacían pasar el ganado sobre las cenizas humeantes, entre dos fuegos o saltando sobre él,  para purificarlo y defenderlo contra las enfermedades, a la vez que rogaban a los dioses para que el año fuera fructífero y sacrificaban algún animal para que sus plegarias fueran mejor atendidas.


Rituales y deseos embriagan la noche con sus fuegos purificadores y sus canticos....
La entrega al desenfreno pagano que se libera entre danzas y bebedizos.
Saltando sobre la hoguera (hasta 9 veces y procurando que el número sea impar),
girando o danzando alrededor, aspirando su humo o recitando distintos conjuros, ensalmos y fórmulas, se obtienen una serie de beneficios como la preservación y cura de enfermedades, ahuyentar a las brujas ( que esta noche ejercen una gran actividad) y sus maleficios, a los ladrones, la protección frente a animales dañinos,  evitar contratiempos de todo tipo, asegurar la cosecha,....
 

Bañarse entre las olas de un mar  purificado en la noche mágica.
En esta noche se avivan las virtudes de las aguas de las fuentes sanadoras
Sardinas, pan de Brona , vino y queimada, son los ingredientes para aguantar
los excesos de una noche que solo finaliza al albor de la mañana


Al despuntar el alba, el baño purificante y aromático de las siete hierbas,
bien conocidas por sus propiedades curativas, medicinales y algunas incluso peligrosas.
La ciencia popular identificó las que transmitian atributos milagrosos,
organdole a cada planta una finalidad concreta.
Manzanilla (potente antiinflamatorio),
Hierba Luisa ( Purificadora del sistema digestivo),
Fiuncho o Hinojo(Purificadora de ojos y ahuyentadora de los malos espiritus),
Romero (reactiva el sistema circulatorio y purifica los hogares),
Malva ( purificadora del sistema respiratorio) 
y sobre todo
la Hierba de San Xoán o Hiperíco ( limpia y purifica la piel, cicatrizante y antiseptica ademas de un potente ahuyentador del diablo ).

Por ser noite de San Xoan/ noite de encantos e bruxas/ por ser noite de San Xoan/ teñoche medo, Maruxa.
Pasades os lumes de San Xoan/ para que non vos morda cadela nin can/ nen cantos males han.
¡¡¡ Meigas Fora ¡¡¡

2 comentarios:

Alhami dijo...

.


...interesante reseña de estas fiestas y rituales paganos , que por lo que leí se llevaban a efecto con gran fervor y devoción... realmente alucinantes

Me encantó la entrada,llena de encantamientos y misterios...

Saludos querida Wommy, cuídate y buen fin de semana

Alhami

Wílliam Venegas dijo...

La madrugada no es más que una invitación a decidirse por el gusto a la vida, a correr en la bohemia y a amarnos desde las sombras de la sexualidad. Por eso es más linda y efervescente la vida para los noctámbulos, con sus bares, mujeres, hombres, músicas, bailes y conductas fuera de los cánones. Es la hora de los amores clandestinos. Es el tiempo de la creatividad, cuando duermen los curas y las iglesias están cerradas. Es cuando se llama a la mujer amada para decir verdades y al hombre amado para provocar excitaciones.
Nos guste o no, los días son solo la expresión de lo tradicional, los días son religiosos. Las noches son como los escenarios teatrales: es cuando se inventa la libertad y se viven las trasgresiones sociales. Son ricamente paganas. En la noche somos energía, somos sonrisas cómplices y entendemos que el pecado no es pecado. En el día solo nos aburguesamos.